¿Temes a la traducción? ¡Tienes solución!

Esta entrada es la traducción de un artículo de un blog, escrito originalmente en portugués, que tenía por ahí guardado en la computadora y decidí que tal vez sería una buena idea compartirlo ahora, pues sé que puede ser útil para algunas personas que recién empiezan en el camino, están en él (como yo), o incluso para quien está por comenzarlo, así que espero sea de ayuda y curar un poco el espanto o la primera impresión de lo que realmente representa ser un traductor. Después escribiré algunas otras entradas o, si me es posible, traducir otras igual de interesantes a esta.

Hace un par de días, navegando en la web, me encontré con un blog brasileño de traducción para principiantes muy interesante. Aunque muchas de sus entradas captaron mi atención, fue precisamente este tema el que más me atrajo. Siempre pasa que cuando comenzamos algo nuevo nos viene esa inseguridad y las típicas preguntas: ¿y ahora qué sigue? ¿Y si no me gusta? ¿Y si tengo dificultad para esto o lo otro? Y es que muchas veces menospreciamos los idiomas, e incluso la carrera de traducción, pensamos que será fácil, pues son palabras, y cuando nos encontramos dentro ¡Oh sorpresa! ¡No lo es! Con todo esto no hay que espantarse, lo mejor es tomar aire y continuar. El esfuerzo siempre es la mejor manera de vencer los obstáculos que se puedan presentar en cualquier contexto de la vida. Sin más qué añadir, les dejo el escrito a continuación.

Es natural que el recién egresado o el principiante en la profesión sienta inseguridad. Mas existen maneras de lidiar con ella y tomar valor para invertir en la vida como traductor. A continuación se enlistan algunas características:

     1. Conoce el mercado y el oficio de la traducción.

No saber cómo funciona el mercado o los aspectos esenciales de la traducción es la mayor fuente de los miedos del traductor novato. ¿Cómo sabrá lo que le espera o cómo actuará si no conoce los problemas de la profesión?
Un punto importante es no dejar de investigar y leer sobre lo que forma parte del mundo de la traducción: cómo trabaja un traductor, conocer el régimen CLT (Consolidación de las Leyes del Trabajo) y de la autonomía, el salario, la productividad y la ergonomía, los tipos de clientes, los tipos de servicio y sus formatos, las exigencias y capacitaciones, entre otros aspectos.

     2. Identifica tu miedo.

Con exactitud ¿a qué le temes? ¿A no saber traducir bien? ¿De ser tu propio jefe? ¿De no saber administrar el dinero? ¿De negociar con los clientes? ¿O tal vez sea una mezcla de todo eso? Todos tenemos puntos débiles. Además de identificar lo que más te preocupa, procura distinguir en cuáles de esas áreas tienes más dificultades para atacarlas primero.

Además, analiza fríamente: ¿Cuál es el fundamento real de tus miedos? Tener inseguridad es normal al inicio y algunas veces se puede controlar. Identifica la inseguridad en una dificultad real, es decir, tener dificultades en determinadas áreas no significa que no tengas la capacidad para ser traductor. Entonces, tendrás que llenar los huecos que se presenten al inicio.

     3. Prepárate.

Para llenar ese hueco y sentirse realmente preparado para el mundo real de la traducción es necesario a) informarse y/o b) perfeccionarse.

Si tienes dificultades para comprender cómo puedes lograr ser un profesional autónomo, por ejemplo, puedes leer blogs de traductores que hablen al respecto, consultar sitios especializados, conversar con un contador, hablar con administradores y dueños de su propio negocio, etcétera. Si sientes la necesidad de perfeccionar el conocimiento de un idioma con el que vayas a trabajar, inscríbete a un curso o estúdialo por tu cuenta, lee mucho en ese idioma e investiga sobre sus posibles dificultades. ¡Hoy en día siempre hay material disponible!

      4. Sal de la burbuja.

Leer, investigar, informarse… Todo es esencial, mas puede no ser lo suficiente para tener noción de la realidad del mercado. Para tener una idea más fundamentada sobre la cotidianidad del trabajo del traductor es necesario dialogar con otros traductores.
Participa en grupos y listas de discusión. Conversa y resuelve tus dudas con traductores con experiencia, acude a eventos, muestra interés. Es en ese momento, cuando tienes la oportunidad de acercarte a colegas traductores, que dejarás de tener una visión romántica de la profesión y la considerarás como una verdadera ocupación. Y, como consecuencia, perderás los miedos que provienen de tu falta de información.

Además de todo eso, hablar con personas que ya están inmersas en el mercado ayuda a comprender la ética de la profesión, los principales problemas que enfrentan los traductores, las mejores prácticas del mercado, conocer las herramientas que necesita un traductor, etcétera.
¡Lánzate!

Fuente (portugués)

Entre el blog y la vida profesional

Mil ganas de llenar el blog de temas interesantes.
Mil ideas para publicar.
Cero tiempo.

En las últimas semanas he estado rodeada de tareas, exámenes e investigaciones. No me quejo, me encanta aprender de mi carrera, pero en ocasiones quisiera dedicar más tiempo a este blog. Sin embargo, como mencioné, a veces es imposible hacer todo lo que se quiere.

En fin, les cuento un poco en los asuntos en los que he andado las últimas semanas. Antes que nada, ¡cómo he investigado! Esta es una parte de mi vida profesional en la que se puede ver una evolución  durante lo que va de este semestre. Esto se debe en parte a una materia que es de séptimo y estoy adelantando: Teorías y técnicas de la investigación social. Cada clase mostramos un avance de la investigación a cerca de la traducción literaria, que en especifico hemos centrado en cómo el lector común se percata o no del hecho que la lectura sea una traducción. Estoy ansiosa por conocer los resultados. Si conocen alguna investigación ya existente sobre esta temática, sería excelente que la compartieran para sacar más provecho a nuestra investigación.

Otro asunto en el que me he ocupado los últimos días es un evento que se hace cada año en la facultad, el IX Coloquio de Humanidades. El año pasado participé con una propuesta sobre la importancia de la cohesión de un texto, tema enfocado obviamente en la traducción. Este año decidí no rifármela solita, así que me puse de acuerdo con tres compañeros para participar como mesa temática. Nuestro tema se basa en aspectos sociales, como la inmigración; lingüísticos, como los anglicismos, hispanismos y préstamos; así como situaciones culturales que ayudan a la expansión tanto del español como del inglés fuera de un país en que se es lengua oficial o nativa; es así que tratamos de analizar la relación entre las zonas fronterizas de México y Estados Unidos. Por lo tanto, hay poco tiempo para hacer cosas fuera del contexto profesional, pero eso no quiere decir que no piense en este blog que es muy importante para mí, pues ya tengo algunas entradas pendientes en las que he pensado. Mientras tanto… ¡a seguirle dando!

P.D: Gracias a todas las personas que ya me siguen, me hacen sentir especial. ^^

Nueva en este mundillo

Hace tiempo quise crear un espacio en WordPress dedicado al conocimiento que estoy adquiriendo en la carrera de traducción, entre otras cosas interesantes, pero no sentía tener algo que expresar, tal vez por lo mismo que aún soy estudiante, pues siempre, o al menos desde que tengo conciencia, he sido insegura en cuanto a mis habilidades se refiere, pero hace unos días vi por la red un blog de una chica española que iba en primer semestre de traducción y me dije: “si ella puede, ¿por qué yo no?” Ya he tenido blogs pero, de manera muy informal, así que este sería mi primer blog “oficial” como traductora. Espero sean corteses con una servidora y me ayuden a aprender aún más.

Heme aquí

Mi nombre real es Brenda Alvarez, pero pueden decirme Bregal. De aquí el nombre del blog, además del verbo bregar, que según la RAE significa:

  • 1. tr. Amasar de cierta manera.
  • 2. intr. Dicho de una persona: Luchar, reñir, forcejear con otra u otras.
  • 3. intr. Ajetrearse, agitarse, trabajar afanosamente.
  • 4. intr. Luchar con los riesgos y trabajos o dificultades para superarlos.

Yo decido quedarme con las últimas dos definiciones y trabajar afanosamente en la traducción, luchando así con los riesgos de hacer un trabajo de mala calidad y esforzándome para superarlos y ser mejor en ello cada día pues, como dije antes, soy estudiante de la carrera de TeI (realmente, licenciatura en Ciencias del Lenguaje con acentuación en Traducción e Interpretación, vaya nombre largo) en la Universidad Autónoma de Nuevo León, México. Voy en sexto semestre de diez totales y amo mi profesión. Hasta ahora creo que lo que más me gusta es la traducción médica y, por mis habilidades en la tecnología, la localización web. Y bien, hasta aquí mi primera entrada, pronto regresaré con más aportes.

Transslation twitter bar

P.D: Feliz día del idioma materno. ¡Que viva el español!